Concejo de Bucaramanga

     

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

 

Preguntas Frecuentes

¿Qué es el Concejo de Bucaramanga?
El Concejo de Bucaramanga es una Corporación Administrativa de elección popular, compuesta por 19 cabildantes elegidos para un período de cuatro años y cuyo funcionamiento tiene como eje rector la participación democrática de la comunidad.
 
Durante el primer periodo constitucional, el Concejo sesiona de la siguiente manera:
 
Primer Periodo: Desde el 2 de enero hasta el último día del mes de febrero.
Segundo Periodo: Del 1 de junio al 31 de julio.
Tercer Periodo: Del 1 de octubre hasta 30 de noviembre.
Durante el segundo, tercero y cuarto años del periodo constitucional el Concejo sesiona de la siguiente manera:
 
Primer periodo: Desde el 1 de marzo hasta el 30 de abril.
Segundo periodo: 1 de junio a 31 de julio.
Tercer periodo: 1 de Octubre hasta el 30 de Noviembre.
 
CLASES DE SESIONES
La sesiones pueden ser plenarias (ordinarias y extraordinarias) o de comisiones.
Sesiones  ordinarias:
Aquellas en las cuales el Concejo se reúne, por derecho propio, durante los períodos legales u ordinarios y sus prórrogas.
Sesiones  extraordinarias:
Aquellas convocadas por el señor Alcalde en períodos diferentes a los legales, y en las cuales la Corporación se ocupa, exclusivamente, de los asuntos señalados en la convocatoria.
 
 Funciones Del Concejo
Reglamentar las funciones y la eficiente prestación de los servicios a cargo del Municipio.
Adoptar los correspondientes planes y programas de desarrollo económico y social de obras públicas.
Autorizar al Alcalde para celebrar contratos y ejercer protémpore precisas funciones de las que corresponden al Concejo.
Votar de conformidad con la Constitución y la Ley los tributos y los gastos locales.
Dictar las normas orgánicas del presupuesto y expedir anualmente el presupuesto de rentas y Gastos.
Determinar la estructura de la Administración Municipal y las funciones de sus dependencias; las escalas de remuneración correspondientes a las distintas categorías de empleos; crear a iniciativa del Alcalde establecimientos públicos y empresas industriales o comerciales y autorizar la constitución de Sociedades de Economía Mixta.
Reglamentar los usos del suelo y, dentro de los límites que fije la ley, vigilar y controlar las actividades relacionadas con la construcción y enajenación de inmuebles destinados a vivienda.
Elegir Personero y Contralor Municipal y posesionarlos.
Dictar las normas necesarias para el control, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del Municipio.
Aceptar la renuncia de los Concejales, cuando la Corporación se encuentre sesionando. En receso, dicha atribución le corresponde al Alcalde.
 
 
¿Qué son las Bancadas?
La Ley 974 de julio 22 de 2005 de Régimen de Bancadas, las define como: -Artículo 1: “Los miembros de las Corporaciones Públicas elegidos por un mismo partido, movimiento social o grupo significativo de ciudadanos constituyen una bancada en la respectiva corporación. Cada miembro de una Corporación Pública pertenecerá exclusivamente a una Bancada”.
 
El fin connatural del concepto de Bancada está referido a garantizar la disciplina y coordinación de los miembros de éstas en sus actuaciones, entendiendo que se conforman en el momento de la elección, y que, en coherencia con las propuestas y líneas de trabajo promulgadas en campaña deben mantener, soportar y sostener tanto como promulgaron en el proceso, pues fue a través de esos intereses manifestados a la opinión pública como llegaron a la corporación, se sobreentiende que si los distintos miembros electos hacen parte de un partido o movimiento político es porque están de acuerdo con sus Estatutos, y que previamente han concertado y definido unos parámetros a través de los cuales adelantarán sus labores a la cabeza de la corporación correspondiente. Desde luego la definición encuentra variaciones en tanto se suscribe a los estatutos de cada partido o movimiento político, entendiendo que éstas deben apegarse a lo dispuesto por la Ley.
 
¿Cómo funcionan las Bancadas?
Entran en funcionamiento formal una vez han sido electos y posesionados los candidatos, y al dar inicio a las sesiones de la respectiva corporación. Como tarea de inicio deben designar al coordinador y al vocero (que puede ser la misma persona, si por pertinencia es determinado así) que ejercerá su representación ante: la mesa directiva, la corporación en pleno, internamente ante las respectivas comisiones permanentes y ante las autoridades del partido. Después de dicha designación debe hacer la programación de sus reuniones teniendo en cuenta que la Ley fija como mínimo una por mes. 
 
El coordinador: adelanta las labores administrativas –internamente-, hacer citaciones a reuniones, lleva las actas de las mismas y el archivo, entre otras. Éste puede ejercer la función ante el partido, puede ser designado para todo el periodo de elección o para periodos de ejercicio de la corporación.  
 
El vocero: desarrolla las actividades puramente políticas y de representación de la Bancada ante la corporación. Por cada Comisión Permanente puede existir un vocero de la Bancada en caso de que tenga representación en ellas. Puede también nombrarse un vocero de la Bancada por cada proyecto de ley en el que se intervenga con ponencia –éste será el ponente del mismo-.
 
Con respecto a las tareas, deberes y responsabilidades, en el caso del coordinador y el vocero, y en lo referente a las facultades y atribuciones de las cuales hablaremos más adelante, las intervenciones y facultades son ejercidas de manera consensuada no por imposición de éstos, ni del directorio del partido, éstas resultan de discusión interna en la cual se define la posición de la Bancada según sea el tema en particular, dicho procedimiento establece dos responsabilidades primordiales para todos sus miembros:
 
Si la Bancada adoptó una decisión en ausencia de uno de los miembros, el cual no se hizo presente a la sesión habiendo sido citado, éste deberá acatar la decisión, de no ser así incurrirá en falta disciplinaria.
Si la Bancada adoptó una decisión en presencia de uno de los miembros, el cual no estuvo de acuerdo porqué la decisión no está acorde con su interés o posición, éste deberá acatar lo definido por la mayoría, de lo contrario incurrirá en falta disciplinaria.     
 
Obligaciones:
Asistir a las reuniones de la Bancada, una vez hayan sido citados por el Coordinador.
Asumir la posición de la Bancada más allá de su posición personal.
Si ha sido designado por la Mesa Directiva para hacer ponencias, debe representar y  defender la posición de la Bancada en las misma
Actuar, asumiendo sus responsabilidades, obligaciones y deberes, como coordinador o vocero de la Bancada si ha sido designado para tal fin.
Actuar con voz y voto en las reuniones de Bancada.
Solicitar reuniones de Bancada cuando lo considere necesario, de igual manera puede hacerlo solicitando presencia de las directivas del partido si se estima conveniente.
 
Derechos:
Como todo proceso en el cual se asume la pertenecía a una colectividad, y con las implicaciones que conlleva aceptar el mandato, los deberes y parámetros de la misma, también se accede a unos derechos, para el caso del Régimen de Bancadas son:
 
Para los miembros que hacen parte del Congreso de la República y de acuerdo a lo estipulado en el reglamento del mismo:
o Promover citaciones o debates e intervenir en ellos.
o Participar con voz en las sesiones plenarias de la respectiva corporación.
o Intervenir de manera preferente en las sesiones en las que se voten proyectos normativos.
o Presentar mociones de cualquier tipo.
o Hacer interpelaciones.
o Solicitar votaciones nominales o por partes.
o Postular candidatos.
o Solicitar verificaciones de quórum.
o Proponer mociones de orden.
o Proponer mociones de suficiente ilustración.
Puede no votar en la corporación en la cual actúa si se suceden conflictos de interés o de objeción de conciencia (de conciencia según sean definidos en los estatutos) frente al tema a decidir, si previamente solicita permiso a la Bancada.
Puede solicitar a la Bancada que se le permita votar de manera individual por razones de conveniencia política, trámite legislativo o controversia regional.
Ser escuchado en las reuniones de Bancada.
A votar en las reuniones de Bancada.
A postular candidatos para las elecciones internas de Bancada y de la corporación a la cual pertenezca.
A solicitar reuniones con los directivos del partido
 
 Adecuación de los Estatutos de conformidad con lo dispuesto por la Ley 974 de 2005
Se entiende que los Estatutos de un partido o movimiento político son el abecedario en el cual se encuentran las normas, requisitos y lineamientos, a los que todos y cada uno de sus miembros deben apegarse para ser y formar parte de esta colectividad, y aunque el principio de libertad rige la disposición final de los mismos, las leyes no se construyen con el ánimo de restringir esas libertades, sino con el interés de compatibilizar esas diferentes y heterogéneas libertades para ponerlas en un escenario en el cual puedan desde la diversidad encontrar un punto de partida para el ejercicio político común, en ese entendido, a partir de la promulgación y entrada en vigencia de la Ley 974 de 2005, los partidos, movimientos sociales o grupos significativos de ciudadanos contaron con 90 días para adecuar sus estatutos conforme a lo dispuesto en la misma, que por ser un dictamen de carácter nacional conmina a todos los partidos, movimientos, etc., a acogerse al marco de Ley, este proceso requirió:
 
Ajustar las reglas especiales conforme con lo dispuesto por la Ley entorno al funcionamiento de las Bancadas.
Establecer claramente los mecanismos para la determinación de sus decisiones dentro de las corporaciones públicas, indicando y diferenciando las obligaciones y responsabilidades según corresponda (cumplimiento de funciones legislativas, control político o electoral de acuerdo a la corporación respectiva).
Determinación del régimen disciplinario interno, estableciendo sanciones acordes con sus directrices generales, incluyendo el debido proceso sea para tramitar la expulsión de un miembro que las infrinja o incumpla hasta la pérdida del derecho al voto.
Dentro de las sanciones debe contemplarse la referida a las inasistencias a las reuniones programadas por la Bancada, las cuales pueden incluir la penalización temporal del derecho al voto.
Determinar en el establecimiento del régimen disciplinario la estructura del proceso, tanto en la parte sustancial como en los aspectos temporales.
Debe clarificarse ¿A quién corresponde la competencia dentro del partido para conocer en primera instancia y quien conocerá la segunda instancia?, preservando el derecho a la impugnación (Artículo 29 Constitución Política de Colombia – reglamentado en la Ley 974 de 2005).
En contra de cualquier sanción sólo procederá el recurso de apelación, en tanto no podrá ser incorporado en los Estatutos ningún otro recurso diferente a éste
Definir los mecanismos a través de los cuales se pondrá en conocimiento de la Mesa Directiva de la Corporación las sanciones a las que hubiere lugar, para que sea ésta quien vele por su cumplimiento dentro del desarrollo del debido proceso, y si éste conlleva a la limitación de derechos de representación, ejercicio y control del poder político.
 
Facultades y Atribuciones de las Bancadas
 Una vez finalizado el proceso de elección y ya definidas las direcciones o cabezas de las corporaciones sea: Cámara de Representantes, Concejo Municipal, Asamblea Departamental, Senado o Junta Administradora Local, le son atribuidas las siguientes facultades:
 
Nombrar un vocero que ejercerá la representación de la Bancada en los debates de las respectivas corporaciones.
Deben sesionar una vez al mes. La fecha, el lugar y la hora serán definidas por cada Bancada de acuerdo a su programación de actividades.
Promover citaciones, debates e intervención en ellos.
Participar con voz en las sesiones plenarias de la respectiva Corporación.
Intervenir de manera preferente en las sesiones en las que se voten proyectos normativos.
Presentar mociones de cualquier tipo.
Hacer interpelaciones.
Solicitar votaciones nominales o por partes.
Postular candidatos.
Tienen derecho a que sus Mesas Directivas incluyan por lo menos un proyecto de su interés dentro del orden del día de las sesiones plenarias y en las Comisiones Permanentes.
Designar el ponente o uno de ellos (en ponencias colectivas) en caso del ejercicio de la función legislativa cuando ésta haya sido iniciativa de la Bancada.
Sus miembros y voceros podrán intervenir en las sesiones de la respectiva corporación, hasta por veinte (20) minutos por grupo. Si la Bancada representa el 20% de las curules de la corporación correspondiente, el tiempo se podrá ampliar hasta por 10 minutos más. Sus voceros podrán intervenir sin el requisito de inscripción previa a las sesiones.
Los miembros de los movimientos, partidos, etc., estarán en libertad de votar según su criterio personal cuando se trate de asuntos de conciencia, o cuando por razones de conveniencia política, trámite legislativo o controversia entre regiones, los miembros decidan uniformemente no adoptar decisión única.
      
 
OBLIGACIÓN DE LOS PARTIDOS Y MOVIMIENTOS POLÍTICOS FRENTE A LAS BANCADAS.
 
Los partidos, movimientos políticos, movimientos sociales o grupos significativos de ciudadanos tienen 90 días, a partir de la vigencia de la ley 974 de 2005, para adecuar sus estatutos al régimen de bancadas. La adecuación implica:
 
Establecer en sus estatutos las reglas especiales para el funcionamiento de sus bancadas.
 
Establecer los mecanismos para la determinación de sus decisiones dentro de las corporaciones públicas, en las que se establezcan obligaciones y responsabilidades distintas, según se trate del cumplimiento de funciones legislativas, de control político o electoral por parte de la respectiva corporación.
 
Determinar lo atinente a su régimen disciplinario interno. Establecer sanciones por la inobservancia de sus directrices, las cuales se fijarán gradualmente hasta la expulsión y podrán incluir la pérdida del derecho de voto del miembro de la respectiva corporación pública, observando el debido proceso.
 
Contemplar sanciones estrictas por la inasistencia reiterada a reuniones de bancada, las que podrán incluir la pérdida temporal del derecho al voto.
 
Al establecer el régimen disciplinario deberá determinar la estructura del proceso, no solo en la parte sustancial, sino también en los aspectos temporales. De igual modo indicará quien es el competente dentro del partido para conocer en primera instancia y quien conocerá de la segunda instancia, con el fin de preservar el derecho de impugnación consagrado en el artículo 29 de la Constitución Política y reglado expresamente en la ley 974 de 2005. Es conveniente precisar que contra la sanción sólo procede el recurso de apelación, no podrá incorporarse dentro de los estatutos del partido o movimiento político recurso distinto a este.
 
Establecer mecanismos de comunicación de la sanción a la Mesa Directiva de la respectiva Corporación, para que a través de ella se le dé cumplimiento, siempre que ello implique limitación de derechos de representación, ejercicio y control del poder político.
 
No hay que olvidar que la reglamentación que determine el partido, en todo caso, debe garantizar el derecho fundamental al debido proceso. El artículo 29 de la Constitución Política lo consagra en dos acepciones: la primera, como garantía Constitucional, caso en el cual al miembro del partido a quien le corresponda
 
adelantar el proceso disciplinario interno, esto es, al veedor ético o al comité ético o a quien el partido o movimiento determine, le corresponde garantizar que este perdure y se respete durante todo el proceso, permitiendo así mismo que el miembro del partido sujeto del proceso ejerza el derecho de defensa por sí o por medio de apoderado, que presente pruebas y controvierta las que sean presentadas en su contra, en este caso, toda prueba recaudada debe ponérsele de presente para que la conozca y pueda ejercer este derecho, y en segundo lugar, garantizar el derecho de impugnación, es decir, notificar la decisión y que pueda ejercer el recurso de apelación ante la autoridad correspondiente del partido